El yeso negro

El "yeso negro" es una variedad de yeso de menor calidad y bajo precio, de un característico color gris que es consecuencia, entre otras cosas, de los residuos que producen los humos y cenizas de los combustibles empleados en el proceso de calcinación, que se hace directamente.

Contiene un mínimo de 50% de sulfato cálcico hemihidrato mezclado con una gran cantidad de impurezas y residuos, las cuales le proporcionan el color oscuro que lo caracteriza

Uso en la obra

El yeso negro se emplea en zonas de la obra que no quedarán expuestas o que serán recubiertas con otros materiales, principalmente en trabajos de albañilería:

  • Como pasta de agarre para la ejecución de tabiquería, principalmente interior.
  • Como cierre de rozas y pequeños huecos.
  • Como pasta para recibir marcos de puertas y ventanas, apliques de electricidad, etc.
  • Como mortero para el guarnecido de tabiques y muros.
Guarnecido de yeso negro en un techo

Elaborando el guarnecido en una placa de techo.

El uso de yeso negro para guarnecidos es casi generalizado. El principal propósito de esta primera capa de friso es eliminar las irregularidades de la superficie y prepararla para recibir una capa final, con yeso o un enlucido de mejor calidad.

Guarnecido de yeso negro

Se llama guarnecido al revestimiento que forma la primera capa aplicada sobre los tabiques y muros interiores de una edificación a fin de nivelar la superficie y prepararla para aplicar los acabados y revestimientos finales, como el enlucido.

Su propósito es mejorar el aislamiento acústico y térmico de los muros interiores, así como añadir resistencia al fuego, a la vez que eliminar las irregularidades.

Compartir en: Twitter Facebook Google+

Al copiar no se olvide de señalar la fuente.


© 2020 | Privacidad